Hércules apoyado en su clava

Tipo Objeto: 
Escultura
Autor: 
Anónimo genovés
Fecha: 
Hacia 1610
Materia y técnica: 
Mármol
Dimensiones: 
162 x 63 x 43 cm
Localización: 
Número de inventario: 
10233090
Descripcion: 

 

La escultura, cuyo peso alcanza casi los 400 kilogramos, representa a Hércules de cuerpo entero, con barba y pelo rizado, con tres manzanas en la mano derecha, que está vuelta hacia el pecho, y el brazo izquierdo doblado y apoyado en la clava, de donde cae la piel de un león.

En concreto, destacan los atributos iconográficos de la maza y la piel, que revelan a un desconocido escultor, de gran habilidad técnica y que conoce la anatomía del cuerpo humano, el contraste de las superficies y la importancia de la luz sobre las diferentes calidades marmóreas.

Históricamente la iconografía de Hércules ha estado ligada a la Monarquía de España, comenzando por el emblema de las dos columnas que se encuentra en el escudo de España desde tiempos del Emperador Carlos V, plasmándose su figura en todo tipo de piezas artísticas.

Las hazañas de este semidios griego sirvieron a pintores y escultores para representar al héroe en muy diversas actitudes. Especial ejemplo de ello supone, el Jardín de la Isla del Real Sitio de Aranjuez –reabierto de forma parcial a la visita pública recientemente tras la turbonada que afectó a la zona el pasado 30 de agosto.

Felipe II, al igual que su hijo y su nieto, Felipe III y Felipe IV, respectivamente, pusieron especial empeño en embellecer los jardines del Palacio Real de Aranjuez. Una de las fuentes más espectaculares y alabadas en los documentos y descripciones del siglo XVII es precisamente la Fuente de Hércules y la Hidra.

Un dibujo de 1668, incluido en el Diario de Edward Montagu, primer Conde de Sandwich, refleja que en el Jardín de la Isla se encontraban 24 esculturas, algunas de ellas perfectamente identificables hoy en día y que todavía se encuentran en dicho jardín, aunque no todas se ubican actualmente en el emplazamiento original.

En este sentido, la escultura ‘Hércules apoyado en su clava’ tiene una forma de la base y un estilo muy cercano a algunas de las esculturas que se pueden ver en el puente de acceso a la Fuente de Hércules y la Hidra en el Jardín de la Isla de Aranjuez.