Virginal

Tipo Objeto: 
Virginal
Autor: 
Hans Bos (etapa de esplendor entre 1543-1578) (fallecido en 1598)
Fecha: 
1578-79
Materia y técnica: 
Madera de conífera, metal, pergamino, papel, marfil, pigmentos y aglutinantes
Técnica: 
Lutería (talla), óleo, impresión, incrustación
Dimensiones: 
23 x 164 x 49 cm
Número de inventario: 
00670014
Descripcion: 

El Virginal es un instrumento de teclado de cuerda pulsada junto con la espineta y el clavicémbalo, aunque más pequeño, que se difundió a partir de 1500 por los Países Bajos y por Inglaterra algo más tarde, durante el siglo XVII. Sus cuerdas corrían en paralelo o en diagonal, como es este caso.

De base rectangular y forma prismática, la caja es de color oscuro en su parte exterior. Tiene dos tapas, una frontal que oculta el teclado y el frente y otra superior que esconde el interior de la caja armónica. Ambas van decoradas interiormente. Ha perdido las cuerdas, pero la tabla armónica conserva dos puentes, el izquierdo, largo y recto, que se convierte en cejuela muda y sirve para anclar las cuerdas y ocultar los martinetes y el derecho, curvo, que es el que se encarga de transmitir la vibración. Una inscripción recorre la parte superior del izquierdo. Tras éste se observa una hilera de clavijas. Conserva también los tres oídos, dos de ellos, con decoración calada en forma de rosa; incluso el de la derecha con la marca del autor, H B. El teclado se encuentra desplazado hacia la izquierda. Y más a la izquierda vemos un cajoncillo, en cuyo interior se conservan dos martinetes con restos de tela roja y un punto de metal para equilibrar el peso.

En cuanto a la decoración, el frontal presenta un papel blanco con motivos vegetales y florales estilizados formando arabescos pintados en color negro entre dos cenefas con medias ovas y dos listeles sogueados que se extiende a su vez por el frente y los laterales del teclado. La parte inferior del papel decorado del frente del teclado está cortada. La seriación de motivos se ordena mediante un eje en forma de jarrón con dos pseudovegetales afrontados formando conjuntos que flanquean un segundo motivo más historiado.

También las paredes interiores de la tabla armónica están decoradas con papel pintado, en negro sobre blanco, con motivos fitomórficos y florales enlazadas por roleos y una cenefa superior. El cajoncillo tiene la parte superior de su tapa decorada igualmente con el mismo papel, pero  con un motivo diferente, que se asemeja al que rodea exteriormente la caja.

El interior de la tapa frontal se encuentra decorado del mismo modo, un papel blanco con motivos vegetales y geométricos de color negro, que recuerdan grutescos. Estos se alternan con cartelas y hojas y se sitúan entre las cenefas de ovas y listeles con perlas y espejos unidos por una línea. Con color rojo se colorean algunos motivos, como las cenefas y los roleos.

En la tapa frontal se observan los ensambles en cola de milano doble y las junturas de las tablas. En cuanto a la decoración, aparece una escena galante desarrollada en un jardín y dividida en tres escenas musicales: en el centro, delante de un jardín en cuadrícula, se levanta un templete o quiosco de planta decagonal rodeado por una columnata. Se cubre con una cúpula de color verdoso, cuya decoración heráldica alterna con banderines. Está coronada con una linterna rematada por una esfera y una figura desnuda. Las columnas son atlantes apoyados en estípites (hermas) sobre un poyo que recorre el perímetro y se abre en la parte frontal. En el centro, una mesa con manjares en platos de plata y mantel blanco. Alrededor de la misma, tres parejas y en presidencia, un laudista tocando con un joven a cada lado.  Otra pareja se sienta fuera. Por delante, un caballero se arrodilla ante una dama. A la derecha del templete, un sirviente sirve agua de una jarra a una copa, ambas de plata. Por detrás de él, el resto de la vajilla en un banco. En primer término, se observa un grupo de dos damas con un caballero medio flexionado y un músico que se dispone a tañir el laúd y a su lado, el estuche abierto. Otro criado baja los escalones con dos píxeles y por detrás vemos otros dos músicos charlando. Pavos reales, una fuente y un palacio rodeado por un foso completan la escena que se extiende hacia el fondo vislumbrándose otro jardín con figuras a lo lejos, un puerto y una ciudad. Por su parte, a la izquierda del templete, en primer término, sobre un banco, un violonchelista, dos violinistas y un perro; en segundo termino, otra pareja charlando de paseo. Por detrás de ellos, dos damas y un caballero se dirigen a otro jardín donde se ven cérvidos y otro templete al fondo. Tres parejas más se encuentran en el extremo izquierdo de la composición, paseando y charlando alrededor de un cercado, tras la última un sirviente, dos pavos reales y un perro completan la escena. Dentro del cercado se adivina un huerto y tres caballeros pasean. El paisaje se extiende hacia un bosque que cierra la escena. Todos los personajes visten a la moda del siglo XVI flamenco. La decoración de la tabla armónica destaca por distintos tipos de flores blancas y rojas y frutas. Algunas aparecen desdibujadas.

Sobre la autoría de la escena pictórica no tenemos datos para aventurar un nombre. Existen muchos instrumentos de teclado de este siglo y del siguiente, con escenas musicales y lúdicas en la parte interior de la tapa.

El teclado es de 4 octavas con octava corta (Do1/Mi1 – Do5). Las notas naturales se embellecen con marfil o hueso en la parte superior y en el frontal con pergamino rosa y letras hebreas y pergamino blanco formando un arco. Las notas sostenidas de madera alternan en la decoración un sol y un mascarón de latón.

Parece que es la primera vez que nos encontramos con la decoración de papel pintado. A partir de este momento será muy usada en los instrumentos de este tipo flamencos (Ripin) de la escuela de Amberes, tales como los de Ruckers. También las letras hebreas nos remiten a Amberes (Ripin).

Las inscripciones son las siguientes:

  • En la tapa de martinetes o puente: “(H)VIUS. INSTRUMENTI. FACTOR. EST. IOHANNES. BOSSVS. FACTOR. ORGA (NORUM).
  • En la tapa interna del cajoncillo: ANTVERPENSIS.
  • Sobre la tapa: “M” en rojo
  • En la tabla armónica, sobre la rosa: “157(ilegible)”
  • Existe otra, pero de difícil lectura: “4 p 6 (ilegible) 6 p 5”

Hans Bos fue de los pioneros y más importantes constructores de instrumentos de tecla en Flandes. Según Ripin fue maestro de Ruckers el viejo. No se sabe muy bien como llego a España, aunque en el inventario de sus bienes, de 1584, existe la mención del viaje de uno de sus hijos a nuestro país, para traer dos instrumentos. Podría ser éste, uno de ellos.

Tampoco está clara su conservación en un monasterio, pues la música interpretada en este instrumento solía ser de danza, como pavanas y gallardas, compuesto por músicos ingleses y flamencos. Sin embargo, aparte del posible mecenazgo real, cabe pensar que pudiera estar relacionado con la dote de alguna doncella de la nobleza que ingresara en religión.
 

Bibliografía: 

AA. VV. "Las Edades del Hombre. La Música en la Iglesia de Castilla y León". Catálogo de la exposición. León, 1991. Pp. 210-211.

BORDAS IBÁÑEZ, Cristina: “Instrumentos musicales en colecciones españolas", vol. II, Madrid, 2001, p. 226

KOSTER, Jonh: The virginal by Hans Bos, Antwerp, 1578, at the royal monastery of Santa Clara. Tordesillas en MORALES, Luisa (coord.): “Música de tecla en los monasterios femeninos y conventos de España, Portugal y las Américas”. Madrid, 2011, pp 67-90

VALVERDE MERINO, José Luis: Instrumentos musicales para el ocio y devoción de los Reyes en “Tesoros de los Palacios Reales de España. Una historia compartida”. AC/E, México DF, 2011.