Los símbolos de la Monarquía Española se exhibirán en el Palacio Real de Madrid

  • 12/06/2014

     

    La corona y el cetro pertenecientes a las Colecciones Reales de Patrimonio Nacional, procedentes de los reinados de Carlos II y Carlos III, se custodian en el Palacio Real de Madrid. Desde el reinado de Isabel II, se han utilizado en las ceremonias de proclamación de los Reyes de España y son los símbolos de la máxima representación de la Monarquía Española.

    Durante el próximo mes de septiembre está prevista la apertura de una nueva sala en el Palacio Real de Madrid donde se exhibirán estas piezas con carácter permanente junto con otras especialmente representativas de la Monarquía Española.

    La Corona Real


    El sencillo aro decorado con ramos encadenados soporta el cestillo formado por ocho espejos con emblemas heráldicos coronados por ramas de laurel. De ellos parten ocho imperiales con diseño de ramas entrelazadas. Sobre ellos se alza el orbe y una cruz de brazos iguales. Está marcado con el escudo coronado con osa y madroño/ 75; castillo 75; VE/LAS/CO (en uno de los espejos); escudo coronado con osa y madroño/ 88; castillo 88 (en uno de los imperiales).

    Fue realizada por Fernando Velasco, platero de cámara de la Real Casa desde 1748. Su marca personal aparece junto a las de los contrastes de Villa y Corte de Madrid, y a la marca cronológica de 1775. En una de las diademas figura también la fecha de 1788, lo que indica que pudo sufrir algún deterioro o ser modificada.

    Se desconoce el motivo de este encargo; no obstante, sus proporciones demuestran que tuvo un carácter ceremonial y simbólico, reforzado en el cestillo por las armas de los reinos de Castilla, León, Granada, Parma, Tirol y las flores de lis de los Borbones.

    La corona responde a un estilo puramente neoclásico. El programa iconográfico que presenta se relaciona abiertamente con la exaltación de la monarquía. Las coronas de laurel aluden a la abundancia, y el orbe y la cruz remiten al poder terrenal y divino. Utilizada como símbolo de la monarquía española, acompaña al cetro fabricado en el siglo XVII tanto en la proclamación y jura del nuevo monarca, como en las ceremonias fúnebres.

    Datos de la Corona Real:
    Autor: Fernando Velasco (1741-1787)
    Fecha: 1775 y 1788
    Materia: plata fundida, cincelada y dorada.
    Dimensiones: 39 cm. alto; 18,5 cm. diámetro aro; 40 cm. diámetro máximo.
    Nº inventario: 10012091

    Bibliografía
    - F. A. Martín: Catálogo de la plata del Patrimonio Nacional. Madrid, 1987, p. 26
    - F. A. Martín: “Los atributos reales en las colecciones del Patrimonio Nacional, Reales Sitios, nº 97, Madrid, 1988, pp. 42-44

    El Cetro Real


    Bastón formado por tres cañones de plata dorada, recubiertos con una fina labor de filigrana y celdillas que aún conservan restos de esmalte azul, verde y turquesa. Los cañones se separan por medio de unos anillos engastados con granates embutidos en bocas cuadradas. Remata en una bola de cristal de roca tallado.

    Tipologicamente responde a los modelos de bastones utilizados como elementos distintivos de la realeza y de la nobleza en Centroeuropa. Coincide con ellos en la longitud de su mango y en el remate esférico.

    En 1701 se describe en el inventario realizado a la muerte de Carlos II pero se desconoce su origen: “Un Bastton Rebesttido de platta dorada blanca y esmaltada de Colores Con quattro ñudettes guarneçidos de granattes y Una bola de Christal Jaquelada por remate de tres quarttas de largo tasado en Veintte y Cinco ducados de platta que hazen quatroçienttos y doze reales y medio de Vellon”. Ha sido considerado como un trabajo centroeuropeo de autor desconocido por carecer de marcas.

    Dotado de carácter simbólico, no aparece en ninguno de los retratos oficiales de los monarcas hasta el siglo XIX. La reina Isabel II lo sostiene en su mano, con valor de cetro, en varios retratos oficiales conservados en el Banco de España, en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y en el Museo del Romanticismo de Madrid.

    Junto con la corona realizada por el platero Fernando Velasco se utiliza en la proclamación y jura del nuevo monarca y en las ceremonias fúnebres.

    Datos del Cetro Real
    Fecha: mediados del siglo XVII
    Autor: Anónimo
    Materia: oro, plata, granates, esmalte y cristal de roca; fundido, cincelado, engastado, filigrana y tallado
    Dimensiones: 68 cm.
    Nº inventario: 10012089

    Bibliografía del Cetro Real
    - G. Fernández Baytón: Inventario Reales: Testamentaría de Carlos II, 1701-1703. Madrid, 1975, tomo I, p. 203
    - F. A. Martín: Catálogo de la plata del Patrimonio Nacional. Madrid, 1987, p. 26
    - F.A. Martín: “Los atributos reales en las colecciones del Patrimonio Nacional, Reales Sitios, nº 97, Madrid, 1988, pp. 42-44
    - F. A. Martín: ficha del catálogo La joyería española de Felipe II a Alfonso XIII en los museos estatales. Madrid, 1998, p. 127
    - F. Martín: Ficha del catálogo Liberalismo y romanticismo en tiempos de Isabel II. Madrid, Museo Arqueológico Nacional, abril-junio 2004, p. 354 nº 45