Panteón de Hombres Ilustres

  • Horarios
    Martes - sábado

    10:00 - 14:00 y 16:00 - 18:30 

    (Acceso por la mañana hasta las 13:00 horas y por la tarde hasta las 17:30)

    Domingos y festivos

    10:00 -15:00 

    (Aacceso hasta las 14:00)

      Cierre semanal: lunes durante todo el año

     

    Nota Importante

     

    Cierres por acto oficial o festividad en el municipio:

     

    24 de diciembre: Cerrado a partir de las 15:00 horas (último acceso a las 14:30)

    25 de diciembre: Cerrado en jornada completa

    31 de diciembre: Cerrado a partir de las 15:00 horas (último acceso a las 14:30)

     

    Días de horario reducido o apertura parcial

     

     

    Aperturas extraordinarias:

     

    31 de octubre ( Lunes, puente de Todos los Santos)

    5 de diciembre (Lunes puente de la Constitución Española)

    26 de diciembre (Lunes siguiente Natividad): Abierto de 10:00 a 15: 00 horas (último acceso a las 14:00)

     

    Accesibilidad:

     

    Existe acceso para personas con movilidad reducida y se dispone de sillas de ruedas manuales

     

    Tarifas

    Entrada libre

    Cómo llegar

    Dirección: Calle de Julián Gayarre, 3, 28014 (Madrid)

     

      Líneas 10, 14, 24, 26, 32, 37, 54, 57, 140, 141 y Circular

      Estación Atocha-Renfe, Línea 1

     

  • La idea del panteón nacional es característica de los regímenes constitucionales europeos a partir de la Revolución Francesa y se desarrolla a partir del ejemplo inglés de Westminster. En España, pese a diferentes iniciativas a lo largo del siglo XIX, su realización definitiva está constituida por el Panteón de Hombres Ilustres que la Reina Regente dispuso se crease en el claustro de la nueva Basílica de Atocha. Continuaba así la tradición que en este sentido había adquirido el templo preexistente como lugar de enterramiento de capitanes generales como Prim, Palafox y Castaños, pero de ellos solo ha permanecido aquí el Marqués del Duero.

    Este panteón nacional de la Restauración surge bajo el lema pro patria mortuis honor et pax y, consecuentemente alberga los mausoleos de políticos como Cánovas, Canalejas o Dato, así como el de Sagasta.

    Estos monumentos funerarios constituyen importantes conjuntos escultóricos de finales del siglo XIX y principios del XX, entre las que destacan los realizados por Mariano Benlliure y Agustín Querol.