PDF

Real Basílica de Atocha

Thumbnail
Nota importante

El acceso al templo será en horario de culto. Entrada gratuita.

Cómo llegar

Dirección: Avda. de la Ciudad de Barcelona, 1. 28007 Madrid

Thumbnail

Líneas: C1, 10, 14, 24, 26, 32, 37, 54, 57, 102 y 141

Thumbnail

Línea: 1

Thumbnail

Estación de Atocha

Obtener indicaciones
Thumbnail

La historia de la Basílica de Atocha tiene su origen en la devoción a una pequeña imagen de la Virgen traída, según la leyenda, desde Antioquía. La ermita que albergaba esta imagen fue transformada en convento de dominicos por Carlos I en 1523. El edificio fue remodelado en  los siglos XVI y XVII. Durante la invasión francesa el convento fue utilizado como cuartel y tras la contienda española de 1936 todo el conjunto de iglesia y convento fue incendiado. Se reedificó entre 1946 y 1951 por la Dirección General de Regiones Desvastadas y sigue estando regentado por la orden de dominicos.

En 1643 los reyes  declararon a la Virgen de Atocha «Protectora de España, de todo el Nuevo Mundo, de sus flotas y galeones, de las Armas de esta Monarquía y Principal y más antigua Patrona de esta Imperial Villa de Madrid». Desde entonces  los miembros de la Familia Real acudían con frecuencia a sus cultos: pasaban por su templo al salir y entrar de Madrid, presentaban a los príncipes ante la imagen, algunos contrajeron matrimonio en la Basílica y se encomendaban a Ella en momentos de enfermedad o especial dificultad. Esa relación con la Casa Real sigue viva y por ello ante esta imagen se encomendaron los Príncipes Felipe y Leticia después de la celebración de su matrimonio, y han presentado a las Infantas Leonor y Sofía tras su nacimiento.