Patrimonio Abierto

Misión, visión y valores

Patrimonio Nacional es mucho más que un museo y mucho más que un palacio o conjunto de Reales Sitios. Es una institución única en el mundo. Nuestra misión, visión y valores se centran en la experiencia del visitante y hacer de ésta algo único que le permita conocer el patrimonio histórico, artístico y cultural de España.

Somos la institución encargada de conservar el amplio conjunto de bienes que componen Patrimonio Nacional y, por tanto, de contribuir a la conformación de nuestro imaginario colectivo como elemento cohesionador intergeneracional. Se trata de poner a disposición del ciudadano todo el valor y riqueza cultural y ecológica de Patrimonio Nacional, el Patrimonio de todos.

Misión

Patrimonio Nacional, como organismo público responsable de los bienes de titularidad del Estado que proceden del legado de la Corona española recogidos en la Ley 23/1982, de 16 de junio, del Patrimonio Nacional, tiene como fines principales el apoyo a la Jefatura del Estado para la alta representación que la Constitución y las leyes le atribuyen, así como la puesta a disposición de los ciudadanos del patrimonio histórico-artístico que gestiona a través de su uso con fines culturales, científicos y docentes.

Esta institución gestiona 24 Palacios, Monasterios, Conventos Reales y edificaciones anexas, abiertas a la visita pública, que constituyen la red de Reales Sitios, y que albergan más de 160.000 bienes muebles histórico-artísticos de todas las disciplinas (pintura, escultura, tapices, relojes, orfebrería, archivos, bibliotecas, instrumentos musicales y mobiliario, entre otros) que constituyen una parte esencial del patrimonio cultural español al estar firmadas por los mejores artistas de todas las épocas. A ello se une un importante patrimonio natural constituido por jardines históricos, bosques y otros espacios naturales que, juntos, alcanzan 22.000 hectáreas y albergan gran cantidad de fauna salvaje.

Visión

Patrimonio Nacional aspira a ser un centro de referencia de la historia y la cultura a nivel nacional e internacional. Una institución dinámica, que aúne talento y combine capacidad innovadora con la tradición del trabajo gremial de la conservación y restauración artísticas, un organismo que actúe como eje aglutinador del patrimonio artístico y cultural de nuestro país. Un nuevo lugar de encuentro de todas las generaciones.

Esta institución apuesta por la constante adaptación a la vanguardia y se propone para ello atraer a diversos tipos de público, especialmente a los más jóvenes para que su proceso de socialización integre los elementos de las diferentes artes y el acervo histórico-cultural de nuestro país.

Patrimonio Nacional seguirá vinculando su actividad a la investigación, la formación y el conocimiento, y generando sinergias con las universidades e instituciones tanto públicas como privadas más importantes en la materia.

Como institución pública gestora del patrimonio nacional aspira a contribuir a la socialización cultural de la sociedad española, a convertirse en un escaparate al mundo de nuestro acervo cultural, ecológico e histórico, así como servir y crear valor público para una sociedad plural, diversa, inclusiva, abierta, interdependiente y participativa desde una visión que aúna el conocimiento con el entretenimiento.

En el nuevo contexto post-coronavirus, la labor de Patrimonio Nacional también se más centrará en garantizar que el público nacional e internacional pueda realizar sus visitas en las mejores condiciones de seguridad posibles y siguiendo el Protocolo de Seguridad y las nuevas normas de acceso para la prevención de contagio del COVID-19.

Valores

Patrimonio Nacional quiere dar una relevancia especial a los valores, que se configuran como un objetivo transversal que articula a todas las estrategias y proyectos que se desarrollen en esta nueva etapa. Con ello se pretende proyectar cómo el patrimonio histórico-artístico contribuye a poner en valor la cultura y el imaginario colectivo de nuestra sociedad.

Patrimonio Nacional buscar ser ejemplo de transformación de las instituciones culturales gestionadas por los poderes públicos a través de valores éticos que han de orientar la política pública como son la transparencia, la calidad, la eficiencia en la gestión, la transmisión de conocimiento, la adaptación y la innovación, la igualdad y la participación. Todo ello se engloba en el concepto de Patrimonio abierto, siguiendo los principios del gobierno abierto, orientada al futuro y las nuevas tecnologías.

Asimismo, Patrimonio Nacional orientará su gestión interna a la puesta en valor del capital humano y a la mejora continua de las capacidades personales a través de la formación continua y fomentando la participación y las dinámicas de trabajo en equipo.

Patrimonio Nacional, el Patrimonio de Todos.